En la Edad Media, Burgos se arremolinaba en la falda del Castillo, dentro de las murallas. Pero con el paso del tiempo sus moradores fueron bajando e instalándose en las márgenes del rio Arlanzón. Aquí, en la parte izquierda, se consolida en el siglo XIV un importante nucleo de población: los arrabales de Vega. Y es a mitad de este siglo cuando se levanta este templo dedicado a San Cosme y San Damián. En el siglo XVI se ha convertido ya en un barrio con palacios, conventos y talleres. Santa Teresa, que residió una temporada en el Hospital de la Concepción, llamó a sus vecinos “chamarileros”, ya que debian abundar los traficantes de trastos viejos.

 

EXTERIORES DEL TEMPLO

El edificio tiene varias etapas constructivas. Una primera gótica hacia 1340: planta de cruz latina, con tres naves y tres ábsides. De esta época observamos los grandes haces de columnas adosadas a un nucleo central, los arcos apuntados de los ventanales, las bóvedas de crucería y las claves historiadas

En el siglo XVI Juan de Vallejo reforma la cabecera: derriba los ábsides y construye uno mucho más amplio y luminoso. También hace la actual portada, al norte de la iglesia.Esta, se ejecutó en 1552 y es de estilo renacentista plateresco. El arco de entrada está flanqueado por columnas renacentistas con capiteles de cabezas. A su lado dos medallones que representan a San Juan Evangelista. En la parte superior un calvario con la cruz central, San Juan y la Virgen. Sobre ellos los dos ladrones en posturas retorcidas. Corona todo el conjunto un medallón del Padre eterno y sobre el un jarrón con azucenas.

En el siglo XVII (1620) se añade la torre, obra de Gabriel de Cotero, de forma cúbica y rematada por una espadaña. El reloj es de 1811, colocado por el ayuntamiento cuando solo existían en todo Burgos el de la Catedral y el de la Casa Consistorial.

 

NAVE CENTRAL Y RETABLO MAYOR

El retablo mayor es obra de Policarpo de la Nestosa, autor también del de Las Huelgas y del antiguo retablo de San Esteban. Se terminó en la fecha que consta en su parte superior: ” 1675 OPERA FABRICE”. Juan de Pobes y Juan de los Helgueros,  fueron sus escultores y Alonso Álvarez de Ruyales su dorador.

Es de estilo barroco, ya prechurrigueresco, su decoración aumenta es sentido ascendente y consta de tres grandes partes:

El banco o parte inferior con medios relieves de San Gregorio y San Ambrosio. Destaca un gran Sagrario manifestador donde en 2016 apareció un expositor con la reliquia de San Cosme. Un cuerpo central con tres calles enmarcadas cada una por dos columnas. En el centro San Cosme y San Damián con las palmas del martirio y los elementos típicos de la medicina. En los laterales San Pedro y San Pablo y sobre ellos dos relieves de la Anunciación y la Visitación. El ático del retablo tiene forma de cascarón. En el centro la Asunción, con San Miguel y San Rafael a los lados. A la izquierda y derecha los cuatro evangelistas y por encima una multitud de ángeles con instrumentos musicales, rematado todo ello por un arco de medio punto a modo de guirnalda de hojas.

 

NAVE DEL EVANGELIO

Hacia el centro de la nave del Evangelio destaca un bello retablo en estilo renacentista plateresco tardío (s. XVI-XVII). En la parte baja del retablo destacan los relieves de San Ambrosio y San Gregorio acompañando a otros de la última Cena y Lavatorio. El Ecce Homo que podemos ver fué donado en 1696. Sobre esto, en el primer cuerpo, dos relieves de la vida de San Isidro Labrador (canonizado en 1615). A la izquierda Jesucristo o el Padre Eterno con la bola del mundo. Las estatuas del centro corresponden a la Virgen del Rosario y a Santa Casilda. En el segundo cuerpo dos relieves con la degollación de San Juan Bautista y la Presentación de su cabeza. Las esculturas (San Fernando, San Antón y un apostol) no son originarias de este retablo. En la parte superior observamos al crucificado junto a dos apóstoles coronando este retablo.

Un poco más adelante de este retablo se encuentra el sepulcro del maestro rejero de la Catedral, Cristobal de Andino y su esposa, Catalina de Frias. Sigue el modelo descrito en el testamento: en la parte inferior, las estatuas en actitud orante y la Asunción (copia exacta de la del crucero de la Catedral); arco de medio punto y en los laterales columnas con capiteles tipo Juan de Vallejo; arriba, relieve de la Coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad, a ambos lados los escudos de las familias; y por encima de todo y sobre un frontón, el calvario con María y San Juan. La obra es de Juan de Vallejo, o al menos de su escuela. Un útimo retablo ya adosado al presbiterio, y de la escuela de Gregorio Fernández representa la figura de la Inmaculada

 

NAVE DE LA EPÍSTOLA

En la parte derecha del presbiterio se encuentra el retablo de san José, quizá la mejor escultura del templo y a su derecha una puerta que da acceso a la sacristía. En la misma nave se encuentra la capilla del Cristo de la salud, del siglo XVI y de la escuela de Valladolid. A su izquierda un interesante tríptico con la Ascensión arriba y debajo una Piedad devocional al estilo italiano, rodeada de santos: San Cristobal y Santa Catalina (pueden hacer referencia al donante del cuadro, quizás Don Cristobal de Saldaña). En el lateral derecho, San Lorenzo, San Antonio y San Sebastián; en el izquierdo San Bartolomé, San Andrés y San Juan Bautista. La sillería parece ser de finales del siglo XVI, de estilo renacentista. Nos recuerda a la escuela de Simón de Bueras. Fue traída aquí, a principios de este siglo, de la abadía de San Quirce. También encontramos una gran pila bautismal con relieve del bautismo en el Jordán a Jesús

Continuando en dirección al coro destaca una talla con fuerte carácter devocional, la del Cristo con la Cruz a cuestas o Cristo Chamarilero. Es una talla en madera realizada por Vicente Alfonso Ortega en 1902. Se saca en procesión el Jueves y el Viernes Santo por la Ilustre Archicofradía del Santísimo Sacramento y de Jesús con la Cruz a cuestas

Bajo arco conopial se encuentra una pequeña capilla contemporanea (el oratorio) donde destaca el lienzo del artista burgalés y colaborador de la parroquia Don Jesús San Eustaquio Aguarón bajo una hermosa vidriera con la paloma que representa al Espíritu Santo

 

CORO Y CAMPANARIO

Entrando por la puerta del templo, al fondo a la derecha están situadas las escaleras que suben al coro y a la torre del campanario. En el coro destacamos el órgano y su sillería. Desde el, la iglesia se ve en todo su esplendor haciéndonos una idea de la grandiosidad de la obra

Una puerta en el coro da acceso a la torre, donde caminando por encima de la bóveda se alcanzan unas viejas escaleras que nos llevan hasta el campanario. En el, encontramos las características campanas del templo, son 5 y de diversos tamaños. Desde aquí se divisa todo el barrio. Calles San Cosme, Concepción, Madrid, Barrio Gimeno, y plaza Vega

 

SACRISTIA Y SALONES

Tenemos el gusto de presentaros los nuevos salones parroquiales donde desarrollamos muchas de nuestras actividades. Con salas individuales y otras zonas comunes que estamos estrenando. Os invitamos a participar con nosotros. Anexa a estas zonas de salones está la sacristía de este templo, con grandes cajoneras y vitrinas con diversos objetos litúrgicos de la iglesia; es el punto de encuentro de todos nosotros